La planeación financiera para el futuro estudiantil

No es novedad el decir que cada día las cosas están subiendo de precio, sabemos que poco a poco todo está más caro y tenemos que ser muy inteligentes para cuidar nuestros gastos.

Si bien un tema del que los nuevos padres se tienen que empezar a preocupar es sobre el costo de los estudios de sus hijos.

En la actualidad en México existen universidades públicas que están muy bien posicionadas a nivel mundial, pero el acceso es limitado debido a los cientos de miles de estudiantes que quieren acceder a educación superior gratuita. Si nos vamos del lado de las universidades particulares, también existe un excelente nivel académico en nuestro país. Pero acceder a este es bastante caro, hoy en día en una de las universidades mejor posicionadas como el Tecnológico de Monterrey la carrera tiene un costo de 1.1 millones de pesos.

Con la inflación, se cree que para cuando los niños que hoy tienen 3-4 años lleguen a la universidad, el costo de la carrera en promedio alcanzará los 3 millones de pesos.

Si comparamos el salario promedio de un trabajador profesional en México, vemos que pagar este tipo de universidades es imposible, al menos que se acceda a planes de financiamiento. Que luego el estudiante tendrá que devolver al terminar sus estudios. Todo esto sin contar los gastos extras como lo son: la renta, los servicios, transporte, comidas y el internet en casa.

Aunque existan paquetes de internet económicos, es un gasto mensual que lo tendrás por 4-5 años dependiendo lo que dure la carrera. Pero tranquilo, te vamos a dar las siguientes recomendaciones y puedas tener mayor información:

  • Si tienes a tus niños pequeños, lo mejor que puedes hacer es acercarte a una financiera o banco para abrir un plan a 15-18 años donde te ayudarán a que puedas ahorrar y tener el dinero disponible para la universidad una vez que tus hijos tengan la edad para entrar. Estos planes son muy cómodos ya que son de larga duración, así que no te tendrás que preocupar por mensualidades caras o compromisos, ya que puedes retirar el dinero después de el primero o segundo año.
  • Si ya se te fue el tiempo y tus hijos están a nada de entrar a la universidad, primero que nada ten calma. Posteriormente analiza lo que puedes pagar y acércate a un banco. Podrás ver todos los planes de financiamiento que hay para estudiantes, solo informate sobre los requisitos para solicitar un préstamo.
  • Siempre existen las opciones de la educación pública, pero tienes que ser muy cuidadoso con las fechas de exámenes de admisión, promedio general y carreras. Recuerda que esta opción es la más demandada. Así que si llegas a tener algún error es muy probable que te quedes o tu hijo quede sin plaza.

Bien si ahora eres una persona que no desea tener hijos, pero quiere seguir estudiando, también existen planes de financiamiento para maestrías y doctorados.

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat